Igor de Gracia

Igor de Gracia

Yoga, Yoga principiantes

Igor de Gracia

"Mi primer recuerdo es el de mi madre haciendo Yoga, y fue ella la que encendió mi ímpetu por profundizar en este arte."

Mi primer recuerdo es el de mi madre haciendo yoga, y fue ella la que encendió mi ímpetu por profundizar en este arte. En 1993 comencé a asistir a clases presenciales y empecé a desarrollar una intensa práctica diaria en el sistema Iyengar. Fue en esas  primeras clases donde nació la intuición de saber a qué quería dedicarme en mi vida.

Una vez acabados los estudios en 1998, decidí dedicarme  plenamente al Yoga, y después de finalizar la Formación en Yoga Iyengar en el año 2000, abrí el centro de Yoga Akasa en Getafe (Madrid).

Sabiendo que el Yoga es un continuo proceso de aprendizaje, viajé en diversas ocasiones a la India para continuar practicando allí. Esta situación me permitió integrar varios aspectos de la práctica, la enseñanza y la intuición interior.

Así mismo, continué aprendiendo y formándome en numerosos cursos impartidos en ciudades de España, Europa y Estados Unidos, siendo años  de  continua dedicación al estudio y la práctica del Yoga que me permitieron descubrir distintas formas de abordar mi propia práctica.

Agradecido a la enseñanza y a los profesores que me han acompañado en este camino, me alejé del sistema Iyengar en 2010. Decidí finalmente continuar aprendiendo desde la intuición de la práctica y desde la experiencia desarrollada en estos últimos veinte años.

En mis clases, independientemente del nivel, hago espacial hincapié en el aspecto terapéutico del Yoga, así como en el sentido de absorción y más allá de todo ello, en la existencia en Si-Misma.

"Mi primer recuerdo es el de mi madre haciendo Yoga, y fue ella la que encendió mi ímpetu por profundizar en este arte."

Mi primer recuerdo es el de mi madre haciendo yoga, y fue ella la que encendió mi ímpetu por profundizar en este arte. En 1993 comencé a asistir a clases presenciales y empecé a desarrollar una intensa práctica diaria en el sistema Iyengar. Fue en esas  primeras clases donde nació la intuición de saber a qué quería dedicarme en mi vida.

Una vez acabados los estudios en 1998, decidí dedicarme  plenamente al Yoga, y después de finalizar la Formación en Yoga Iyengar en el año 2000, abrí el centro de Yoga Akasa en Getafe (Madrid).

Sabiendo que el Yoga es un continuo proceso de aprendizaje, viajé en diversas ocasiones a la India para continuar practicando allí. Esta situación me permitió integrar varios aspectos de la práctica, la enseñanza y la intuición interior.

Así mismo, continué aprendiendo y formándome en numerosos cursos impartidos en ciudades de España, Europa y Estados Unidos, siendo años  de  continua dedicación al estudio y la práctica del Yoga que me permitieron descubrir distintas formas de abordar mi propia práctica.

Agradecido a la enseñanza y a los profesores que me han acompañado en este camino, me alejé del sistema Iyengar en 2010. Decidí finalmente continuar aprendiendo desde la intuición de la práctica y desde la experiencia desarrollada en estos últimos veinte años.

En mis clases, independientemente del nivel, hago espacial hincapié en el aspecto terapéutico del Yoga, así como en el sentido de absorción y más allá de todo ello, en la existencia en Si-Misma.

ESTILOS
Yoga Yoga principiantes
Social

Sus clases