• Salamba Sarvangasana1/2

    Postura 1

    Postura sobre los hombros

    Salamba significa apoyado o sostenido. Sarvanga quiere decir el cuerpo entero o todos los miembros. Salamba Sarvangasana se traduce entonces por “postura de todo el cuerpo sostenido”. Es también conocida como la postura sobre los hombros o la vela.

    Salamba Sarvangasana ofrece los beneficios de Sirsasana (postura sobre la cabeza) a aquellos practicantes que sienten temor ante esta postura.

    Buscar más posturas
  • Salamba Sarvangasana2/2

    Postura 2

    Postura sobre los hombros con apoyo

    Para evitar excesiva presión en las cervicales es recomendable colocar una o varias mantas dobladas bajo los hombros para reducir la presión en las vértebras cervicales. Esto efectivamente facilita la adopción de la verticalidad del tronco y alivia la presión en el cuello. Lógicamente, también resta una parte de los beneficios que se obtienen de dicha presión.

    Buscar más posturas

- Tumbado en el suelo boca arriba, manten las piernas juntas, los brazos a lo largo del cuerpo con las palmas de las manos hacia abajo. Lleva los hombros lejos de las orejas y la barbilla ligeramente hacia dentro estirando la nuca. Respira profundamente.

- Mientras exhalas eleva las dos piernas untas verticalmente, formando un ángulo recto con el tronco. Si sufres algún tipo de lesión en la zona lumbar puedes flexionar las rodillas para elevar las piernas.

- Continúa elevando del suelo las caderas y la espalda, acercando los muslos al abdomen y los pies más allá de tu cabeza, pero por encima de ella. Después estira las piernas hacia arriba. Ayúdate de la fuerza de tus brazos y músculos abdominales. Dobla los codos y apoya las manos en la espalda, en las costillas.

- En la posición final todo el cuerpo debe estar sostenido por los hombros que estarán bien apoyados en el suelo, y las manos apoyadas en la espalda para ayudar a mantener el tronco vertical.

- La posición invertida sumada a la presión ejercida sobre el cuello, provoca una mayor irrigación de sangre a las glándulas tiroides y paratiroides, manteniéndolas sanas y en buen funcionamiento.

- Mejora la circulación de retorno, mejorando problemas circulatorios como varices o hemorroides.

- Los órganos abdominales se descongestionan, se liberan de la presión ejercida por la fuerza de la gravedad. Gracias a ello encuentran alivio estreñimiento, trastornos de la próstata, desplazamientos uterinos, gastritis, ptosis gástricas, etc.

- Seda el sistema nervioso, ayudando a quienes padecen irritabilidad, hipertensión e insomnio.

- El cerebro es irrigado por una gran cantidad de sangre, elimina los espasmos vasculares y ayuda acalmar dolores de cabeza.

- Mejora los resfriados y otros trastornos nasales.

- Por la presión ejercida del esternón contra el mentón, la respiración alta o torácica es limitada, lo que favorece la respiración abdominal o diafragmática. Por otro lado, el cambio de la gravedad y el peso de los órganos del abdomen sobre el diafragma favorecen la espiración. Por esta razón sarvangasana está indicada en casos de asma o bronquitis.

- Fortalece los músculos de la espalda y abdomen.

- Da amplitud y movilidad a la cintura escapular.

- Evita separar las piernas mientras las elevas del suelo.

- En la posición de partida, lleva la barbilla hacia dentro, para estirar las vértebras cervicales y apoyar la nuca en el suelo.0

- Si tu curvatura lumbar es muy pronunciada o sientes dolor, flexiona las pernas antes de elevarlas.

- El movimiento realizado para conseguir la postura final debe ser lento, continuo y armonioso. No lo hagas a tirones si te resulta difícil levantar las caderas y la espalda, sitúate cerca de una pared, donde apoyarás los pies para ayudarte a subir.

- Una vez que el tronco está vertical, el esternón debe quedar apoyado firmemente contra el mentón formando un firme bloqueo.

- Intenta acercar los codos entre sí, de esta forma podrás mantener el tronco vertical.

- En caso de hipertensión, se debe mantener la postura por un breve tiempo y consultando previamente con su médico.

- Los practicantes con afecciones cerebrales, sinusitis, otitis, glaucoma, hernia de hiato, o lesiones en vértebras cervicales deben abstenerse de practicar Salamba Sarvangasana.