• Parivrtta Janusirsasana1/4

    Postura 1

    Postura de la cabeza a rodilla en torsión

    Parivrtta quiere girado en redondo, janu es rodilla y sirsa significa cabeza. Pertenece a las posturas de yoga de inclinación lateral sentado, es apta para todo el mundo y desarrolla enormemente la flexibilidad del tronco.

    Buscar más posturas
  • Parivrtta Janusirsasana2/4

    Postura 2

    Postura de cabeza a rodilla en torsión variación 1

    Lleva la mano al pie de la pierna extendida pero sin inclinar tanto el tronco. Para acentuar la torsión llevar el otro brazo por detrás de la cintura e intenta coger el muslo.

    Buscar más posturas
  • Parivrtta Janusirsasana3/4

    Postura 3

    Postura de la cabeza a rodilla en torsión variación 2

    Acerca el costado a la pierna y lleva la mano por arriba a tocar el pie. El otro brazo va por delante para sujetar la rodilla flexionada con la mano contraria.

    Buscar más posturas
  • Parivrtta Janusirsasana4/4

    Postura 4

    Postura de la cabeza a rodilla en torsión con apoyos

    Siéntate sobre una manta doblada. Pasa un cinturón alrededor del pie estirado y sujetalo con la mano del mismo lado. También puedes apoyar el codo sobre un bloque.

    Buscar más posturas

- Partiendo de Dandasana lleva la pierna derecha hacia la derecha, formando un ángulo de 90º con la otra pierna.

- Dobla la rodilla izquierda y coloca el talón cerca del pubis. La rodilla debe estar en el suelo, si no es así, coloca una manta doblada debajo para que se apoye.

- Al inhalar crea espacio entre las vértebras.

- Exhala y lleva la mano derecha al pie derecho. Coge el pie por el puente. Si no puedes, coge el talón o el tobillo.

- Vuelve a inhalar y estira el brazo izquierdo lateralmente por encima de tu cabeza y al exhalar, inclina todo el tronco sobre la pierna derecha. El pecho mira hacia el frene, no se gira hacia el suelo. El brazo izquierdo queda estirado por encima de la cabeza.

- Gira la cabeza y orienta la mirada hacia el cielo.

- Mantén la postura en la inmovilidad durante varias respiraciones que deberán ser lentas y profundas.

- Inhalando vuelve al centro y descansa. Después repite el ejercicio hacia el otro lado.

-  Dota de flexibilidad a la columna vertebral.

- Estira los músculos de la parte posterior de las piernas y los aductores.

- Proporciona un masaje al hígado al hacerlo sobre la pierna derecha, y al páncreas y el bazo al hacerlo sobre la izquierda.

- Masajea los riñones y las suprarrenales por estiramiento, regulando la secreción de adrenalina y cortisol.

- Se produce un intenso estiramiento en los costados.

- Aumenta la movilidad en los hombros.

- Cuando llevas la mano al pie, el tronco se inclina acercando el costado a la pierna.

- Trata de mantener el pecho bien abierto y mirando haca el frente, nunca debe girar hacia el suelo, al contrario, aquellos practicantes más avanzados tratarán de orientarlo hacia arriba. De ahí el nombre de la postura “en torsión”.

- La pierna sobre la que te inclinas debe estar completamente extendida y la punta del pie orientada hacia el techo.

- Las personas muy flexibles y los practicantes avanzados, llevarán el codo al suelo por delante de la pierna estirada.

- La otra mano (la del brazo que queda arriba) irá a coger la punta del pie, pero siempre manteniendo el brazo estirado por encima de la cabeza, no por delante.

- Mantener una respiración fluida te ayudará a permanecer en la postura más cómodamente.

Clases con esta postura