• Rolling like a ball1/2

    Postura 1

    Rodar como una pelota

    Ejercicio de pilates divertido y dinámico, que aporta un agradable masaje a toda la columna, reduciendo la tensión de la espalda.

    Buscar más posturas
  • Rolling like a ball2/2

    Postura 2

    Rodar como una pelota

    Desarrolla en profundidad el sentido del equilibrio y la coordinación, fortaleciendo toda la musculatura del tronco.

    Buscar más posturas

Empezamos sentados en el extremo delantero de la colchoneta, buscando el equilibrio en la zona sacra (parte final de la espalda).

- Acercamos las rodillas flexionadas hacia el pecho dejando los pies en el aire.

- Nos cogemos por la cara externa de los tobillos abriendo ligeramente los codos hacia fuera.

- Recogemos con suavidad el mentón hacia el pecho, sintiendo cómo la nuca queda redonda en línea con el resto de la espalda.

- En este momento nuestro powerhouse ha de estar ya conectado para mantener el balance del cuerpo en la posición. Al ahuecar el abdomen hacia dentro redondeamos nuestra espalda, queriendo simular una pelota.

-Inhalación: dejamos caer el cuerpo hacia atrás, justo hasta la base de las escápulas y sin perder la forma de ‘pelota’, manteniendo el cuerpo en redondo.

-Exhalación: subimos de nuevo con la ayuda del abdomen sin perder la curvatura de la espalda e intentamos mantener el equilibrio en la postura de inicio.

*Puede que al principio necesitemos apoyar los la puntita de los pies para lograrlo pero después alcanzaremos el control total.

- Este divertido y dinámico ejercicio aporta un agradable masaje a toda la columna reduciendo la tensión. 
- Desarrolla en profundidad el sentido del equilibrio y la coordinación.
- Fortalece toda la musculatura del tronco, ya que es en el ‘centro’ dónde se localiza el eje de energía y la capacidad de controlar la inercia del movimiento durante todo el ejercicio.
- Ponemos a prueba nuestro equilibrio y control corporal.
 

*¡Atención! Todas aquellas personas que sufran un alto grado de desviación en la columna (escoliosis) o hayan padecido lesiones graves en la espalda, no deberán hacer este ejercicio.

- No perder la forma de ‘pelotita’: espalda redonda, escápulas conectadas y hombros lejos de orejas.

- Respetar el patrón respiratorio: inhalar al subir, exhalar al bajar.

- No impulsar la bajada para no ejercer presión en el cuello o impactar con las lumbares.

- Y sobre todo… ¡powerhouse activo! seguro que así no te desvías.

Es un ejercicio realmente sencillo y agradable.

Clases con esta postura