• The Double Leg Stretch1/2

    Postura 1

    Estiramiento doble de piernas

    Es un ejercicio abdominal muy retador, que se centra en la estabilización del tronco. La zona lumbar permanece anclada en el MAT, mientras los brazos y las piernas se alargan simultáneamente, alejándose del centro del cuerpo, para después volverlos a recoger al centro.

    Buscar más posturas
  • The Double Leg Stretch2/2

    Postura 2

    Estiramiento doble de piernas

    Debemos mantener la columna estable, desde la cabeza hasta el cóccix. Al estirar los brazos hacia atrás, es muy importante que lo hagamos sin vernos forzados a bajar la cabeza, lo ideal es estirarlos en la línea de las orejas. Al estirar las piernas hacia delante, lo hacemos sin someter a la zona lumbar a ningún tipo de tensión.

    Buscar más posturas

Visualizamos la imagen de una goma elástica, que se estira por los extremos y después vuelve a encogerse.

Tumbados boca arriba (en posición supina), flexionamos ambas piernas al pecho colocando las manos en las tibias (lo más cerca posible de los tobillos), inhalamos y, al exhalar, tiramos del ombligo hacia la columna y levantamos la cabeza de la colchoneta elongando el cuello (barbilla al pecho), quedando apoyada la parte alta del cuerpo en las escápulas.

- Abrimos ligeramente los codos y mantenemos la pelvis imprint.

- Inhalación: para preparar

- Exhalación: conectamos el centro y alargamos los brazos por encima de la cabeza, pasando por la línea de las orejas (podemos imaginar que nos quitamos un sombrero) y las piernas hacia el frente. Mantenemos las escápulas conectadas (hombros lejos de las orejas) y la lumbar imprint. Nos quedamos en esa posición unos segundos.

- Inhalación profunda: para volver a tirar de ambas rodillas hacia el tórax y realizar un círculo hacia fuera con los brazos, rodeándolas de nuevo.

* Repetimos la secuencia entre 6-8 veces.

- Fortalece la musculatura abdominal y los flexores del cuello.

- Desarrolla la estabilidad del tronco.

- Potencia la coordinación y la fluidez del movimiento.

- Debemos mantener la columna estable, desde la parte superior de la cabeza hasta el cóccix.

- Al estirar los brazos hacia atrás, es muy importante que lo hagamos de manera que no nos sintamos forzados a bajar la cabeza, lo ideal es estirarlos en la línea de las orejas.

- Cuando estiramos las piernas hacia delante, debemos hacerlo a una altura en la que no sometamos a la zona lumbar a ningún tipo de tensión.

- Es fundamental mantener la zona lumbar pegada a la colchoneta durante todo el ejercicio.