Mi experiencia con el Método Pilates


Mi experiencia con el Método Pilates

Mi experiencia con el Método Pilates

Cuando aprendí los principios básicos del Método Pilates algo cambió en mi forma de entender el movimiento y, por extensión, de enseñar a hacer ejercicio. Quien siente esto que sentí yo, ya sea profesor o alumno, nunca jamás volverá a ser el mismo. Parece una exageración pero es la única manera que tengo de explicar lo que me ocurrió.
Aunque siempre estaba lesionada, yo pensaba que tenía una forma física excelente y que, debido a mi experiencia en el mundo del deporte y del fitness, no tendría dificultad en asimilar el método. No fue así, me costó muchísimo cambiar mis patrones de movimiento, los vicios. No sabía utilizar las fibras profundas del abdomen, tampoco sabía respirar adecuadamente y temblaba como una hoja cuando llevaba ocho repeticiones abdominales intentando no mover la cadera. La explicación a todo esto no es que estuviera mal entrenada sino que estaba entrenada “solo por fuera”. Mis músculos dinámicos estaban muy fuertes pero los posturales, los sinergistas y los antagonistas estaban muy débiles, nunca los había utilizado con tanto control, nunca había pensado en la importancia de mantener una postura correcta en el entrenamiento, nunca había necesitado inmovilizar una parte del cuerpo para mover otra con eficacia, por lo menos nunca había sido consciente. Hasta ese momento solo me había interesado levantar más peso o aumentar el número de repeticiones, y sobre todo, nunca pensé en lo importante que es mantener esa postura y tener esa actitud durante todas y cada una de las acciones del día a día.
En mí, el Método Pilates durará toda la vida, perdurará en el tiempo porque ya forma parte de mis movimientos y todo lo que tiene que ver con una mala postura me incomoda. Mis músculos posturales ya han automatizado esta forma de trabajar y, gracias al entrenamiento, les recuerdo que así debe de ser, por lo que apenas me cuesta esfuerzo…, se podría decir que economizo energía, me muevo diferente, mi aspecto ha cambiado y me encuentro mejor que antes, me duelen menos cosas y durante menos tiempo, ¿se puede pedir más?…
Por esta razón creo que esta forma de trabajar siempre será relevante, creo que el Método Pilates ofrece una base excelente de movimiento y que se podrán crear nuevas técnicas y sistemas de entrenamiento pero siempre sin olvidar que una buena postura es la base de la salud articular.
Me atrevo a decir que Pilates inventó, o mejor dicho, le dio forma a uno de los métodos de ejercicio más seguros, eficaces y beneficiosos de la historia del ejercicio físico.
 
Vicky Timón es profesora de Pilates en Aomm.tv. Puedes practicar sus clases entrando en www.Aomm.tv


Categorías

3 Comentarios

Añade el tuyo
  1. 1
    Saray

    Que razón tienes!! A mi también me cambió totalmente, y aunque al principio me cambió ahora no puedo dejarlo. Me encanta y me hace sentir muy bien.<br />Hago pilates clínico en la clínica respira fisioterapia y me va maravillosamente.<br />Creo sinceramente que practicar pilates te dará flexibilidad además de prevenir posibles lesiones.<br />Saludos

  2. 2
    Sofia bernini

    Es una clase excelente, tengo todas las esperanzas de acabar con mi dolor de cuello. La explicación es muy clara e ir paso a paso me permite hacer consciente el movimiento.

+ Deja un comentario

* Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad