Yoga y Ayurveda: el mismo origen, la misma meta


Una colaboración especial de Pilar Franco de Sarabia, directora de Harit Ayurveda.

En la India, por tradición, se estudia el Ayurveda antes de iniciar la práctica del Yoga. El conocimiento del Ayurveda proporciona un tremendo apoyo a la práctica del Yoga. Sin una base de conocimiento ayurvédico, el Yoga corre el riesgo de convertirse simplemente en ejercicio físico.

“Es importante que todos los Terapeutas de Yoga consideren el Ayurveda en su terapia de Yoga y aprendan el beneficio que tienen sus muchas herramientas para la curación, el bienestar y la transformación interior”. (Dr. David Frawley)

Cada vez hay más gente que descubre que el Yoga no es sólo físico, que no es un tipo de gimnasia, sino que crea equilibrio entre cuerpo, mente y emociones y nos conecta con nuestro Ser.

El Yoga comparte el mismo origen y meta que el Ayurveda, el sistema védico tradicional de cuidado de salud, la madre de todos los demás sistemas de Medicina del mundo. Tanto Yoga como Ayurveda tiene su origen en la tradición Védica de India, y ambas tienen la misma meta: ganar mejor salud.

Un verso en el Yoga Sutra dice “yogas chitta vritti nirodhara”, describe el Yoga como un estado sutil de la mente. Esto es comparable al verso de un texto ayurvédico (Sushrut Samhita) que dice “svasmin dishati iti svasthah”, que significa: “aquel que siempre se mantiene unido al Ser es una persona sana”. Estos versos nos enseñan que tanto Yoga como Ayurveda tienen la misma meta, que es mantener unión con el Ser, el estado más calmado y sutil de la mente.

UNIDAD DE MENTE, CUERPO Y CONCIENCIA 

En sánscrito Yoga literalmente significa “unión” o “poner juntos”. Es la misma raíz que “yugo” en español, y se refiere a la unión de cuerpo, mente y conciencia. Su objetivo es mejorar la conciencia del cuerpo.

A su vez la palabra “Ayurveda” viene de la raíz sánscrita ayus, que significa “vida” o “expansión de la vida”, otro significado de ayus es mencionado en el Charaka Samhita: “sharirendriya sattvatma sanyogo….ayus”. Este verso define ayus como un estado donde el cuerpo físico, los sentidos, la mente y el alma están integrados”. Así que tanto si hablamos de Yoga como de ayus, es un estado de unidad o integración completa de mente, cuerpo y conciencia… ésta es la meta común de ambas.

El Yoga es la Ciencia de la Unión con el Ser y el Ayurveda es la Ciencia de la Vida y la Longevidad. Ambos nos conducen a un estado natural de tranquilidad y bienestar, es decir equilibrio, por eso ambas ciencias contienen un valor preventivo y curativo para la salud. 

La sabiduría contenida en el Ayurveda para vivir una vida más larga y plena incluye maravillosas técnicas y plantas ayurvédicas para el rejuvenecimiento, tanto físico como mental. El rejuvenecimiento mental incluye calmar la mente. Una mente callada y meditada ayuda a mantenerse más joven y expandir la vida en plenitud. Otra forma de rejuvenecimiento mental que nos enseña el Ayurveda es aprender a estar en el mundo, comprendiendo y sintonizando nuestros ritmos con los demás, con la naturaleza y con el cosmos.

Uno de los principios básicos del Ayurveda y un concepto clave en la gran tradición del Yoga, es la necesidad de adaptar las enseñanzas a cada persona de acuerdo con su naturaleza única – su constitución o Prakriti – y de las condiciones cambiantes de su energía, carácter y capacidad. No puede darse a todo el mundo la misma serie de asanas (posturas de yoga), ni los mismos alimentos ni la misma medicina, ya que lo que puede ser bueno para uno puede que no lo sea para el otro.

El tratamiento personalizado en el Yoga no es solo aplicar una u otra postura, sino que requiere trabajar con la persona y conocer su actitud, energía y conciencia, además de aplicar los procedimientos particulares que necesita según su cuerpo, mente y emociones.

El Ayurveda Maharishi, el Ayurveda más holístico, nos ofrece un sistema completo de Yoga medicinal tanto con su diagnóstico con la lectura del pulso, como con su filosofía y métodos de tratamiento. También nos ayuda a aplicar correctamente el Yoga como terapia, y nos ofrece los métodos adecuados como soporte para mantener una salud perfecta.

EL YOGA ES PARTE DEL AYURVEDA….

El Yoga es mencionado en textos ayurvédicos como el Charaka Samhita, según la interpretación del Vaidya Mishra: “El Yoga es importante para disolver el estrés físico y calmar la mente antes de la Meditación Trascendental y es fundamental en dinacharya, la rutina ayurvédica. Es el ejercicio ayurvédico ideal, porque rejuvenece el cuerpo, mejora la digestión y elimina el estrés”.

El Yoga equilibra las tres doshas, y diferentes posturas tienen diferentes efectos. Posturas hacia delante enfrían la dosha Pitta. Las torsiones son buenas para Kapha, pues estimulan la digestión. Posturas hacia atrás calientan, por tanto son buenas para tipos Vata, siempre y cuando se tenga la fuerza y flexibilidad para hacerlas. Las posturas de Yoga tonifican cada área del cuerpo, y ayudan a limpiar los órganos internos de toxinas, que es uno de los objetivos del Ayurveda.

…..Y EL AYURVEDA ES PARTE DEL YOGA 

Al mismo tiempo, los que practican Yoga pueden beneficiarse de la rutina diaria ayurvédica como parte de su práctica del Yoga. Por ejemplo, abhyanga -el masaje ayurvédico con aceite- ayuda a eliminar toxinas del cuerpo y relaja los músculos para la práctica del Yoga.

Uno de los objetivos más maravillosos del Yoga es limpiar los nadis*, pero tratar de hacer esto sin usar los principios ayurvédicos para eliminar toxinas e impurezas (ama) acumulados en los srotas*, es un quiero y no puedo. Esto es por lo que las escuelas tradicionales de Yoga en India han enseñado siempre los principios ayurvédicos junto con el Yoga, porque son interdependientes y complementarios.

Si practicamos las posturas de Yoga de forma regular comenzaremos a remover impurezas del cuerpo, pero si se mantiene el mismo estilo de vida y dieta que crean esas toxinas, lo que realmente estamos haciendo es seguir intoxicándonos al mover las impurezas de un lado a otro de nuestro cuerpo e impedir que éstas se eliminen. El practicante de Yoga necesita saber como desintoxicarse a través de otros métodos del Ayurveda, como son: la alimentación, el auto-masaje, la rutina diaria y estacional, las técnicas de purificación y rejuvenecimiento, además del descanso, la meditación, el ejercicio adecuado, los aromas, los sonidos Védicos, todo adaptado a nuestras doshas (constitución y situación actual). También es importante saber como cuidarnos en las tres fases de la vida. Todo esto es parte de ese Arte y Ciencia del Vivir que es el Ayurveda.

* Nadis: Fina red de nervios sutiles relacionados con los chakras. La energía pránica y psíquica se absorbe y se descarga a través de estos nervios sutiles. Forman parte de los srotas o canales invisibles de nuestro cuerpo.

* Srotas: Canales del cuerpo conectados con los marmas y los órganos internos, a través de los cuales se suministran los nutrientes a los tejidos del cuerpo. Son portadores de las 3 doshas y representan el soporte del organismo humano. Obstrucción en el flujo de estos canales puede suponer enfermedad.

*Doshas: Principios básicos que rigen todo en la Naturaleza y por supuesto en nuestro cuerpo-mente.

Pilar Franco de Sarabia Rosado
Consultora y educadora de Ayurveda.
Directora de Harit Ayurveda
(www.ayurvedasalud.com)

1 Comentario

Añade el tuyo

+ Deja un comentario

* Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad